Luego de haber sido elegido como primera selección del club Yaquis de Obregón dentro del Draft 2018 de la Liga Mexicana del Pacifico, el joven pitcher zurdo Marco Antonio Ramírez se mostró emocionado, agradecido y ansioso por defender los colores de la organización obregonense.

 

“La verdad me sorprendió mucho y me emocionó a la vez porque es algo por lo que venia trabajando desde tiempo atrás, estoy muy contento de que una organización con tanta historia como la de Yaquis se haya fijado en mi y pues ahora no queda otra mas que echarle ganas y demostrar que no se equivocaron al fijarse en mi”, comentó el pelotero de 24 años de edad.

 

Actualmente el serpentinero oriundo de León, Guanajuato milita con los Bravos de León dentro de la LMB en calidad de relevo, donde en la presente campaña tiene forja de una victoria y una derrota en 8 encuentros en los que ha visto actividad. Tiene una efectividad de 1.23 ERA producto de 2 hits, 1 carrera y a cambio ha recetado 8 chocolates.

 

“Considero que he trabajado bien y fuerte para cumplir con mi labor lo mejor posible y con ello responder a la confianza que se me ha brindado en mi actual equipo. Eso considero que me ha abierto las puertas de oportunidades grandes como la que ahora se me presenta con los Yaquis, a quienes agradezco esta confianza que han depositado en mi”, detalló el lanzador zurdo.

 

Sin importar que es un elemento joven, Marco Ramírez considera que tiene la madurez y sobre todo la calidad necesaria para brillar en la liga invernal, circuito donde sabe que el nivel de exigencia es mucho mayor.

 

“Me siento bien física y mentalmente para este nuevo reto en mi carrera. Mis lanzamientos llevan buena velocidad y estoy manteniendo un buen nivel ahorita con Bravos, lo cual quiero mostrar en la LMP, donde se que el nivel de competencia es mucho mayor y donde tendré que mostrar de lo que estoy hecho”, explicó el nuevo jugador de la Tribu.

 

Para Marco Antonio, el llegar a Yaquis es un reto de ponerse aprueba a sí mismo y cobrar revancha de la lesión que lo alejó del diamante hace un par de años.

 

“Algo que me llena de satisfacción es saber que regresaré a la pelota invernal, donde hace años, por una lesión en el brazo me tuve que alejar del beisbol. Por suerte, me operé, tuve los cuidados necesarios y ahora puedo decir que estoy recuperado al cien por ciento y listo para demostrar mi calidad”, mencionó el guanajuatense.

 

Por último, Marco Ramírez señaló que espera aportar su granito de arena para poder darle alegrías a la afición de Obregón dentro de la Temporada 2018-2019 de la LMP y que está ansioso por llegar a tierras yaquis.

 

“Siempre he considerado que la afición de Obregón es una de las mejores en México. Trabajaré fuerte para poder ser útil en esta organización y cumplir cada objetivo que nos pongamos”, finalizó el serpentinero.

Comentarios

Comentarios