1. Ciudad Obregón, Sonora; 19 de noviembre del 2016 (Jesús Orlando Torres/Prensa Yaquis).- Felipe Montemayor, un ícono del beisbol mexicano, y quien vistió con orgullo la que casaca de los Yaquis de Obregón, ingresó este día al nicho de los inmortales del Recinto Histórico “Alfonso R. Bours”.

Con un elegante estilo para jugar al beisbol, Felipe “Clipper” Montemayor fue el sexto jugador mexicano en llegar a las Grandes Ligas, teniendo su debut con los Piratas de Pittsburgh, el 14 de abril de 1953, compartiendo en varios encuentros en los jardines de los “filibusteros” con el legendario Roberto Clemente.

En la Temporada 1962-63, con los Yaquis de Obregón, Felipe Montemayor fue el líder de cuadrangulares, con 14 bambinazos, y en carreras producidas, con 52 anotaciones, en la hoy Liga Mexicana del Pacífico.

René Arturo Rodríguez, Presidente del Club de Beisbol Yaquis de Obregón, se encargó de recibir a Felipe Montemayor al nicho de los inmortales del club cajemense.

“Estamos reunidos para dar un homenaje a uno de los caballeros del terreno de juego. Él, reconocido por su forma de desenvolverse, aclamado por sus inéditos logros. Él, el del ‘swing’ elegante, aclamado por la prensa, compañeros y fanaticada”.

“Él, uno de los primeros jugadores franquicia de nuestro beisbol, el sexto pelotero mexicano en las Grandes Ligas, el que abrió las puertas a nuevas generaciones. Él, que siempre respetó las reglas, que se mantuvo alejado de las controversias, ejemplar beisbolista. Yaqui de Corazón”.

“Él y sólo él, Felipe Montemayor. Por haber gestado una carrera brillante y longeva, es hoy que en mi calidad de Presidente del Club Yaquis y del Comité Electoral del Recinto Histórico ‘Alfonso R. Bours’, lo dignifico con el máximo honor y lo nombro oficialmente un Inmortal Yaqui”, expresó René Arturo Rodríguez.

Con una evidente emoción, agradeció el reconocimiento recordando su paso por la organización de Yaquis de Obregón, y las grandes amistades que dejó en la antigua Cajeme.

“Agradezco a Dios, por la salud y sobre todo, por el don que me dio para ser un beisbolista profesional, y en el camino hacer grandes amigos, y en cualquier lugar que uno llega y se le recuerda con cariño, hace que se le agradezca al Señor por esas bendiciones”.

“Estoy muy agradecido con el Club Yaquis de Obregón por la deferencia que se hace hacia mi persona, realmente aprecio este homenaje, me da gusto ver a tantos amigos reunidos este día, en verdad, agradecido con todos por las grandes muestras de cariño”, manifestó Felipe Montemayor.

Comentarios

Comentarios