Ciudad Obregón, Sonora; 13 de septiembre del 2016 (Jesús Orlando Torres/Prensa Yaquis).- Los Yaquis de Obregón presentaron cuatro novedades en el segundo día de entrenamientos, rumbo al arranque de la Temporada Potosinos Express 2016-2017 de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

Los elementos que se presentaron este martes al terreno del estadio Tomás Oroz Gaytán fueron los jardineros Sergio Contreras y José Carlos Ureña, el lanzador zurdo Matías Carrillo, y un serpentinero más en calidad de invitado a la pretemporada, el cubano Irvin del Río.

Eddie Díaz, manager de los Yaquis de Obregón, junto con el resto del equipo, dieron la bienvenida a los recién integrados, quienes de inmediato se pusieron a trabajar a la par de sus compañeros.

La sesión de entrenamiento se realizó de manera habitual, iniciando con el acondicionamiento fìsico, para pasar posteriormente al trabajo a la defensiva, luego, se cerró con trabajo específico para lanzadores y bateadores.

Agradece José Carlos Ureña la oportunidad brindada

Después de un año difícil, el joven jardinero José Carlos Ureña llega con mayor madurez a los entrenamientos de Yaquis de Obregón, agradeciendo la invitacion del equipo cajemense para buscar un lugar en el roster definitivo.

José Carlos Ureña recibió esta temporada una suspensión de 80 encuentros por incumplir con la política del programa de prevención al uso de sustancias prohibidas en Ligas Menores, cuando se encontraba jugando con el equipo de Fort Wayne Tin Caps, sucursal Clase A de la organización de Padres de San Diego, en la Midwest League.

“Muy contento por la invitación que me ha hecho el Club Yaquis de Obregón, agradecido con Dios primero que nada, desgraciadamente un largo tiempo sin poder jugar. Buscamos antes que nada hacer el equipo, y aprovechar la oportunidad que me den, dar lo mejor de mi día con día y ‘hechar para adelante’ como se dice”, manifestó José Carlos Ureña.

El pelotero cajemense debutó la temporada pasada con los Yaquis de Obregón, y para la próxima campaña, busca ganarse la confianza de su manejador para que sea tomado en cuenta en mayor medida, conciente de que ha adquirido una mayor experiencia en todos los ámbitos.

“De los errores se aprende, y aprendimos mucho, sobre todo en aspectos que están fuera del terreno de juego, creo que ya estamos más maduros a la hora de hacer las cosas o tomar alguna decisión”, expresó José Carlos Ureña.

Comentarios

Comentarios