Ciudad Obregón, Sonora; 23 de mayo del 2016 (Jesús Orlando Torres/Prensa Yaquis).- La etiqueta de invicto del lanzador David Antonio Reyes, jugador de los Yaquis de Obregón en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), se mantiene viva dentro de la pelota veraniega.
El mochiteco David Reyes sumó su séptima victoria de la campaña con los Diablos Rojos del México el pasado sábado, después de que los “pingos” se impusieron con un holgado marcador de 12-5 a los Saraperos de Saltillo, en acciones de la Liga Mexicana de Beisbol.
David Reyes (7-0, 3.52) tuvo una labor de siete entradas, en las cuales toleró nueve imparables, junto con un par de bases por bolas otorgadas, para tres anotaciones, entre tanto, retiró en cuatro ocasiones a sus oponentes por la vía del “chocolate”.
Así, David Reyes alcanzó la cima en el departamento de juegos ganados, con siete triunfos, compartiendo el honor con Josh Lowey y José Oyervides, ambos lanzadores de los Acereros del Norte (Monclova).
Dentro de la ofensiva, uno de los elementos de Yaquis que tuvo una semana destacada en el beisbol de verano fue el jardinero norteamericano Justin Greene, de los Saraperos de Saltillo, al batear en los últimos seis encuentros para un promedio de .357, producto de 10 hits en 28 turnos, con cinco carreras anotadas y seis impulsadas.
En la semana, Justin Greene logró estafarse un par de colchonetas, y así el veloz jugador se mantiene con el líder de robos de base en la LMB, al acumular 17 estafas, mientras que registra 33 “rayitas” anotadas, el cuarto mejor número a nivel liga dentro de este rubro.
Por su parte, el jardinero obregonense Sergio Contreras, vio cortada su racha de juegos bateando al menos un imparable a ocho encuentros el domingo, jugando con los Tigres de Quintana Roo.
De cualquier manera, Sergio Contreras tuvo una destacada semana, al tener un porcentaje de bateo de .428, al batear 9 imparables en 21 turnos, con cuatro carreras anotadas.
Con esto, el “Cuate” Contreras mejoró su average en la temporada de .347, llegando ya a 16 carreras anotadas, junto con ocho “rayitas” fletadas a la registradora.

Comentarios

Comentarios