Los Mochis, Sinaloa. 7 de mayo de 2016 (Andrey Fuentes/Club Cañeros).- Ante la presencia de su fiel afición la directiva del Club Cañeros dio a conocer el proyecto de construcción de un Nuevo Estadio que sea digno de la ciudad que tanto aporta al beisbol en México.
Más de 200 personas, principalmente aficionados, además de autoridades, patrocinadores e invitados especiales se dieron cita desde temprana hora para ser testigos de la presentación del tan esperado nuevo estadio de los Cañeros.
El Lic. Joaquín Vega Acuña, propietario de la franquicia verde, dio un mensaje de bienvenida a los asistentes señalando a los aficionados como los verdaderos dueños del equipo que tantas pasiones levanta en la ciudad cañera.
Posteriormente se mostró un emotivo video que recorrió la historia del beisbol en Los Mochis resaltando los momentos históricos que se han vivido en el Estadio Emilio Ibarra Almada.
El momento esperado llegó tras un segundo video que mostró panorámicas del bello municipio ahomense y que culminó con la demostración con la información detallada de los planos del nuevo estadio y una animación computarizada reveló cada aspecto de su estructura.
El Ing. Joaquín Vega Inzunza, Presidente de los Cañeros, tomó la palabra para desglosar detalles de la obra haciendo hincapié en la necesidad de cumplir con espacios dignos para los aficionados.
Los altos mandos verdes remarcaron que la construcción de un nuevo estadio responde a una serie de necesidades urgentes en materia de comodidad y seguridad, ya que el diseño obsoleto del actual inmueble hace imposible su remodelación o cualquier tipo de mejora.
El Lic. Vega Acuña hizo una atenta invitación para todos aquellos que se quieran sumar al proyecto, recalcando que las puertas del Club Cañeros están abiertas para escuchar todas las opiniones que puedan ayudar a construir el sueño de todos los aficionados.
La nueva casa de la Fuerza Verde cumplirá con todos los requisitos impuestos por las Ligas Mayores de Beisbol, lo que facilitará la contratación de peloteros de dicha organización y abrirá la posibilidad a realizar juegos de exhibición con equipos del mejor beisbol del mundo.
Desde luego se cumplirá con todos los lineamientos de seguridad que protección civil y demás autoridades establecen para un coloso como este.
Además de cómodas butacas se contará con palcos y graderías vip, una veintena de elegantes suites, terraza para eventos, restaurantes y una amplia tienda de souvenirs.
El magno proyecto se edificaría en el mismo terreno que actualmente ocupa el Estadio Emilio Ibarra Almada, con lo que se continuará con más de cinco décadas de tradición en las que el Cerro de La Memoria ha sido un celoso guardián de una de las casas más temidas del pacífico.
Tal como sucedió en Culiacán la primera etapa de construcción iniciaría en el estacionamiento para después demoler el viejo recinto y evitar así demoras que pudieran afectar el calendario de juegos.
El estadio tendrá una capacidad inicial de 13 mil aficionados, con posibilidad de expandirse a 18 mil si así fuera necesario en el futuro. La directiva verde ha dejado claro que prefiere brindar comodidad que capacidad.
Para su construcción se han presupuestado más de 350 millones de pesos entre recursos públicos y privados y se espera que el próximo año se inicie con la primera etapa.

Comentarios

Comentarios