Contento por el buen año que ha tenido, el “Vaquero” Iker Franco se mostró emocionado por reincorporarse a los entrenamientos de Yaquis de Obregón, después de un año de ausencia en la pelota de la Liga Mexicana del Pacífico.

En la temporada pasada, Iker Franco fue uno de los grandes ausentes en el roster de la “tribu” cajemense, después de haber sido sometido a cirugía en una de sus rodillas.

Este 2015, Iker Franco fue pieza importante en la obtención del título para los Tigres de Quintana Roo en la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

En la temporada regular, con Quintana Roo, Iker Franco vio acción en 78 encuentros, con un promedio de bateo de .267, con cuatro cuadrangulares conectados y 26 carreras impulsadas.

El nativo de Ensenada, Baja California ya se encuentra integrado a la pretemporada de Yaquis, con los cuales se encuentra trabajando fuertemente para estar en óptimas condiciones para el inicio de una nueva campaña, el próximo 10 de octubre.

“Bendecido, ya de regreso en Ciudad Obregón, y motivado, el año pasado no me tocó jugar desafortunadamente por la rodilla, pero vengo con el mejor plan, de tratar de ayudar al equipo y porqué no, pensar en otro campeonato”.

“Gracias a Dios llegamos sin lesiones hasta ahorita, que es lo principal, logramos bajar un poco de peso y me siento de maravilla, la verdad me siento muy motivado y a seguir adelante”, manifestó Iker Franco.

El “Vaquero” reconoce que el haberse ausentado un año fue algo difícil para él, ya que el estar con Yaquis de Obregón es algo que siempre ha tomado con gran gusto dentro de su carrera como pelotero profesional.

“El año pasado fue doloroso para mí el no portar la camisa de Yaquis, siempre lo he dicho, desde el primer día que pisé Obregón, es uno de los mejores equipos en los que he estado, me siento como en mi casa aquí, como dije, no pude jugar (la temporada anterior), pero este año vengo con gran ambición”, afirmó Franco.

Comentarios

Comentarios