Después de una exitosa temporada en la Liga Mexicana de Beisbol con los Diablos Rojos del México, donde también son compañeros, los lanzadores Javier Arturo López y David Reyes llegan a la pretemporada de Yaquis de Obregón con mayores retos, buscando repetir sus buenas actuaciones en verano.

El zurdo Javier Arturo López tuvo este año con los Diablos Rojos una foja de 8-4 en juegos ganados y perdidos, con un promedio de carreras limpias admitidas (PCLA) de 5.34, con 74 ponches recetados a cambio de 29 pasaportes regalados, esto en 22 aperturas.

Por su parte, David Reyes vio uno de sus mejores años en LMB, al concluir la campaña con marca de 10-6 en victorias y derrotas, con un PCLA de 3.72, con 57 “chocolates” recetados, entre tanto, otorgó 23 bases por bolas, en 21 duelos lanzados como abridor.

Javier Arturo López sabe que se esperan grandes cosas para el equipo de Obregón, después del resultado logrado la campaña anterior, donde los Yaquis lograron llegar a la fase de semifinales, con esto, el objetivo sin duda alguna, considera, es llegar más lejos.

“Ya aquí de vuelta, un años más, una nueva temporada, nuevos retos, y bueno, contento la verdad de estar aquí de nuevo, cambiar el ‘chip’ de verano a invierno, y prepararnos lo más intenso que se pueda”.

“Cada temporada los objetivos tienen que ser mayores o mejores a los que se trazó un año anterior, el año pasado llegamos a una semifinal, la cual estuvo muy peleada, para nosotros el objetivo es, sin discutir, es la final, tenemos que prepararnos para llegar a la fina y tratar de ganarla”.

“En lo personal, mantenerme sano, los números para mi vienen solos, trabajo fuerte para que se me den los mejores números, pero lo importante es sentirme bien y no perderme ninguna salida” indicó Javier Arturo López.

Por otro lado, David Antonio Reyes, quien la temporada pasada no pudo estar con los Yaquis debido a una lesión que requirió cirugía, espera tener una campaña en la cual pueda aportar lo mayor posible a la causa del equipo cajemense, sabedor que este año en verano se le dieron las cosas de forma positiva.

“Me siento muy contento de estar aquí (en Obregón), y desde el primer día estar echándole ganas, no nos dejó el clima (entrenar en el estadio) pero ya ven, estamos aquí en el Gimnasio Municipal”.

“Gracias a Dios nos fue muy bien allá (en verano), el año pasado me operaron aquí, afortunadamente este año en la temporada no hubo lesiones ni nada, y esperemos aquí en invierno seguir fuerte como estuvimos allá”, comentó David Reyes.

Comentarios

Comentarios