Ciudad Obregón, Sonora; 17 de junio de 2015 (Prensa Yaquis/Jesús Orlando Torres).- El debut que todo bateador desea en su primer turno en las Grandes Ligas. Al joven Daniel Castro se le cumplió: Un sencillo al jardín derecho fue la respuesta a su primer enfrentamiento ante un lanzador del mejor beisbol del mundo.

Daniel Castro se presentó en las Grandes Ligas con imparable y aportó su “granito” de arena en la victoria de los Bravos de Atlanta con pizarra de 5-2 ante los Medias Rojas de Boston.

El día jueves 17 de junio del 2015 será un momento inolvidable para el nativo de Guaymas, Sonora. Por la mañana, recibía la noticia de que sería ascendido al equipo grande de los Bravos de Atlanta. Por la noche, en la séptima entrada, su manager Fredi González, le llama a tomar el turno como bateador emergente, en sustitución del lanzador Nick Masset, a la postre, ganador del juego.

Coincidentemente, Daniel Castro, un pelotero orgullosamente Yaquis de Obregón, se convierte en el jugador mexicano número 117 siendo el día 17, portando el número 14 en su uniforme.

El duelo estaba marcado, enfrente de Daniel Castro estaba el serpentinero japonés Junichi Tazawa. Primer lanzamiento, y Daniel Castro deja pasar la esférica, primera bola, luego, en el segundo pitcheo, Castro alcanza a rozar la pelota, y la cuenta se empareja a una bola y un strike.

La tercera fue la vencida. Una recta de 94 millas vino al plato y en jugada de bateo y corrido, Daniel Castro chocó la esfércia entre primera y segunda colchoneta mientras su compañero Cameron Maybin avanzaba a la antesala.

Así llegó el primer hit de Daniel Castro, un sencillo que puso en posición de anotar a Cameron Maybin, quien después anotaría para darle a los Bravos de Atlanta la ventaja definitiva ante los Medias Rojas de Boston.

Comentarios

Comentarios